La red EURES comparte su experiencia con RemotEU

Unimos fuerzas para detectar los problemas del teletrabajo en Europa
Reunión EURES

EURES (EURopean Employment Services) es una red de cooperación para el empleo y para la libre circulación de trabajadores. El objetivo de la Red EURES es prestar servicios a los trabajadores, a los empresarios y a cualquier ciudadano que desee beneficiarse del principio de la libre circulación de personas, proporcionando información y asesoramiento sobre ofertas y demandas de empleo, situación y evolución del mercado de trabajo y sobre condiciones de vida y trabajo de cada país.

Tras anunciar que comenzamos a trabajar en el proyecto RemotEU, EURES se puso en contacto con nosotros para compartir su experiencia atendiendo a empresas y trabajadores y las consultas que les llegan desde hace meses ante la posibilidad de teletrabajar desde un país para una empresa ubicada en otro.

La reunión ha sido muy interesante para nosotros y nos ha permitido detectar los problemas para favorecer el teletrabajo dentro de Europa. Estos problemas los detallamos a continuación:

  • Definición de las condiciones del teletrabajo: muchas veces sucede que el teletrabajo no está definido en tiempo y forma por parte de empresa y teletrabajador. El tiempo influye en la normativa a aplicar. Por ejemplo, no es lo mismo que una persona teletrabaje desde otro país durante 30 días al año o de manera indefinida.
  • Definición de los modelos de trabajo a distancia: en Europa se reconocen las figuras de trabajador desplazado o trabajador transfronterizo, pero hay otras como nómada digital o trabajador por cuenta propia cuya regulación no está unificada dentro de Europa. 
  • Falta de una legislación internacional: no existe una legislación europea que atienda estas cuestiones. La legislación aplicable es la recogida en los convenios bilaterales o multilaterales firmados entre estados, aunque se dan casos donde ni siquiera existen este tipo de acuerdos. Desde EURES señalan que se han encontrado casos donde ciudadanos/as han preguntado en dos país sobre qué deben hacer en materia fiscal y cada Hacienda le indica que deberían pagar impuestos en su sistema. 
  • Normativa para la definición de la residencia fiscal: normalmente se utiliza la regla de los 183 días pero este criterio con el teletrabajo es más difícil de justificar. Existen además otros criterios como el de intereses económicos que pueden ser utilizados por la Administración para establecer las obligaciones fiscales.
  • Dificultad para las empresas que acuerdan el teletrabajo desde otro país: la falta de una normativa común aplica de igual modo a teletrabajador y a empresa. Las empresas que acuerden el teletrabajo para un empleado desde un país diferente en el que está ubicada tienen que conocer la normativa del otro país y responder a las obligaciones tributarias derivadas de esta modalidad. Para tener un trabajador en otro país, la empresa necesitará en la mayoría de los casos establecer a la empresa en ese país.